¿La computadora perjudica la visión?

La concentración cansa, independientemente de cuál sea la causa. Uno se cansa de manejar de noche, se cansa al estudiar, de leer con poca luz. Pero esto no daña la visión; lo que si daña la visión es el exceso de luz, especialmente la solar. Para tener una mayor tolerancia frente a la computadora se debe tener una buena corrección óptica, estar en una buena posición frente a la pantalla y setear el monitor en 60% de brillo y 100% de contraste. También es importantísimo mantener una frecuencia de parpadeo alta ya que cuando uno está concentrado disminuye el parpadeo de 15 a 3 por minuto. Esto produce sequedad en la superficie ocular disminuyendo la visión y apareciendo molestias.

1 Examen de la visión desde la infancia

La visión se desarrolla en los primeros años de vida, y se hace definitiva a partir de los seis años de edad. Por esta razón los niños deben ser chequeados de su visión de cada ojo lo más precozmente posible, especialmente antes de los tres años, porque a esta edad es fácil combatir la ambliopía (ojos perezosos). Que el niño vea bien no significa que vea bien de ambos ojos, inclusive ellos se dan cuenta que ven menos de un ojo al entrar en la adolescencia. Si existieran antecedentes familiares de problemas visuales, los niños pueden ser examinados desde el nacimiento sin inconvenientes.

2 Control periódico de la presión ocular

El Glaucoma es una enfermedad muy seria que suele no dar síntomas, en consecuencia la mejor manera de diagnosticarlo a tiempo es tomando la presión ocular. Es una enfermedad común por encima de los 40 años de edad, pero puede aparecer desde el nacimiento. La toma de la presión ocular debe formar parte de todas las consultas oftalmológicas independientemente de la edad del paciente. La pérdida de la visión por glaucoma es la causa principal de ceguera en adultos jóvenes.

3 Proteger los ojos de la luz del Sol

Existe una tendencia lamentablemente generalizada a mirar directamente al sol. El ojo humano tiene una lupa (cristalino) en su interior. Cuando uno mira al sol directamente bastan unos segundos para producir una quemadura grave. El daño provocado por el sol es acumulativo con el correr de los años. Estudios recientes muestran que las personas que estuvieron expuestas al sol por más de cinco horas por día entre los 15 y los 30 años tienen tres veces más maculopatías que los que estuvieron menos de dos horas diarias. De la misma manera que hoy protegemos la piel del sol, debemos proteger la retina del exceso de los rayos ultravioleta con anteojos y nunca mirar al sol directamente; esto incluye el amanecer y el anochecer.

4 Proteger los ojos de los accidentes

El uso del cinturón de seguridad protege de golpes y cortaduras en la cara y los ojos en caso de accidente. Se debe usar anteojos protectores cuando se está cerca de alguien que esté golpeando acero porque despide esquirlas que pueden perforar los ojos con mucha facilidad. Se deben usar antiparras de protección para deportes como polo, squash, tiro, jockey y en otros deportes de choque, cuando hay riesgos especiales como miopía alta, ojo único, etc. Cualquier trabajo en el hogar debe realizarse con anteojos de protección, especialmente el uso de taladros, tornos, lijadoras, clavadoras, caladoras y demás herramientas electromecánicas. Ante la eventualidad de un cuerpo extraño en el ojo, es muy importante resistir la tentación de frotar el ojo, porque sólo se aumentará el daño. Concurrir a una guardia oftalmológica cuanto antes y, en caso de emergencia, abrir los párpados tanto como sea posible y sumergir la cara en agua limpia con el ojo abierto mirando hacia abajo, para intentar que el cuerpo extraño salga por gravedad.

5 Riesgo de corticoesteroides y otras medicaciones

Las gotas con cortisona se usan muchas veces sin indicación médica, o el paciente se las sigue poniendo repitiendo una vieja prescripción en la creencia de que son inocuas. Se las indica entre otras cosas en contra de conjuntivitis alérgicas. Lo que generalmente se desconoce es que pueden producir glaucoma y catarata si se las usa por más de un mes; lo grave no es la dosis sino el tiempo de tratamiento. Con respecto a las gotas para “blanquear” o “descansar” ojos suelen tener un vasoconstrictor que contrae los vasos sanguíneos de la conjuntiva y los ojos se ven más blancos, lo que no se sabe es que generan un efecto rebote después de varias horas, dejando el ojo más colorado que antes. En realidad si se usan poco –una o dos veces por semana- suelen ser bien toleradas pero si se ponen todos los días generan enrojecimiento.

El cuidado de la visión

El control periódico con su oftalmólogo contribuye a preservar una buena calidad de vida. Es muy importante el examen ocular periódico con toma de presión ocular con dilatación pupilar que permite un buen examen del fondo de ojo y dá la posibilidad de medir el defecto óptico total para una mejor corrección. A partir de los 60 años, el control de la posible aparición de la catarata es muy importante, y va acentuando su importancia con el correr de los años. Especialmente luego de retirarse, la persona tiene una mucho menor exigencia de agudeza visual, y frecuentemente se deja estar. Hay una correlación entre la visión disminuida por la catarata y los accidentes domésticos. El control y la reparación de la catarata aumenta no solo la calidad de vida sino la seguridad en los ancianos, mejora mucho su ánimo y su voluntad de recuperación y conservación de la salud y limita su exposición a accidentes y caídas.

Preguntas Frecuentes

Aquí encontrará respuesta a las preguntas más frecuentes sobre oftalmología, cirugías de catarata y LASIK y cuidado de la visión. Si su respuesta no está aquí, puede preguntar directamente al Dr. Caride en la pestaña Contacto.


El Instituto

El Instituto de Estudios Oftalmológicos es mucho más que un centro de atención de primer nivel; es una organización que incluye la docencia, la promoción de la interconsulta y la investigación de la mano de grandes instituciones internacionales.

El Manual

El Manual de Facoemulsificación es el primer libro del Dr. Fernando Caride. Se trata de una obra extensiva, única en su tipo, que explica todas las etapas de la cirugía de la catarata y facorrefractiva. Publicado en 2013 por Editorial Journal

El Dr. Fernando Caride

El Doctor Fernando Caride es un reconocido cirujano oftalmológico especializado en cirugía de cataratas, cirugía refractiva y cirugía de vítreo retina. Egresado de la Universidad de Buenos Aires en 1976 con "Diploma de honor"