Tecnología Médica

El Instituto de Estudios Oftalmológicos cuenta con equipamiento de la más alta tecnología a nivel mundial, acorde con las necesidades de los nuevos cursos terapéuticos y las exigencias de su grupo destinatario, cada vez más orientado a la preservación en el tiempo de la calidad de vida de la juventud.
Para poder ofrecer prácticas de alta gama como la cirugía facorrefractiva y la implantación de lentes tóricas es necesario poder diagnosticar con extrema precisión el estado de todo el aparato visual, así como también medir con absoluta certeza el tipo especial de lente a implantar. Por esto hemos adquirido una serie de equipos de altísimo nivel que ponemos a disposición de nuestros pacientes.

Las nuevas lentes intraoculares

En los últimos diez años, el mundo de las lentes intraoculares se ha revolucionado a un punto tal que la cirugía de la catarata dejó de ser una cirugía relacionada con la edad para convertirse en una cirugía relacionada con la calidad de vida. Las nuevas lentes asféricas reducen las aberraciones de la periferia en las lentes y obtienen una calidad de visión que sus predecesoras esféricas no podrían alcanzar jamás; esto sentó las bases para agregar a esas lentes la corrección del astigmatismo y la corrección de la presbicia porque las lentes asféricas por sí solas no pueden hacerlo. Esta precisión solo se logra cuando la cirugía ser realiza a través de una incisión inferior a 2.2 mm, con la lente perfectamente centrada, sin puntos de sutura y minimizando el grado de trauma para no lesionar otras estructuras del ojo en el proceso. Estos condicionamientos no sólo imponen una exigencia especial para el cirujano, que debe hacer incisiones perfectas y dejar la lente centrada y la córnea en excelente estado: además dejan fuera una buena parte del equipamiento habitual de la cirugía de catarata. Esto descarta el uso de lentes rígidas que no pueden se insertadas por 2,2mm, requiere el uso de microscopios con luz coaxial, facoemulsificadores que limiten el uso de ultrasonido, geles viscoelásticos de primera calidad y, sobre todas las cosas, equipamiento de alta gama para medir la nueva lente, ya que con estos niveles de precisión se requiere que tanto la graduación de la lente como la medición del astigmatismo sean absolutamente perfectas. La medición exacta de la lente es de suma importancia ya que la corrección es definitiva, esto es corrector es transitorio porque el envejecimiento natural del cristalino hacia la catarata sigue cambiando la refracción hasta que es reemplazado.

Finalmente, las lentes multifocales y tóricas permiten una muy buena visión en todas las distancias. Adultos jóvenes, de menos de sesenta años, optan por la cirugía facorrefractiva como una solución permanente para la visión en todas las distancias, en un momento en el que desean independizarse de los anteojos para disfrutar de mayor comodidad a la hora de viajar, continuar con la actividad deportiva o destinar mayor tiempo a la vida familiar. Las nuevas lentes permiten, con algún tiempo de adaptación, recuperar una experiencia visual similar a la de la juventud y poder leer sin anteojos, realizar deportes de contacto o de alta movilidad, conducir de noche o maniobrar una cámara de video sin el estorbo de la corrección aérea. Pero para lograr el prodigio exigen cirugías virtuosas, con un cuidado escrupuloso del aparato visual, implantaciones perfectamente centradas, incisiones pequeñas y perfectamente construidas para minimizar el astigmatismo residual y una medición de la lente impecable para cada ojo que no tenga margen de error. Desde este punto de vista, no sólo ha mejorado la calidad de vida de los pacientes, sino también y en igual medida la calidad de la práctica médica, al impulsar el desarrollo tecnológico de instrumental de medición, diagnóstico y cirugía que esté a la altura del desafío y modificar en los cirujanos el estándar de calidad de su trabajo. Una cirugía que era técnicamente excelente hace cinco años, para un cirujano facorrefractivo hoy es inaceptable. El pedestal de calidad ha subido varios peldaños, arrastrando con él toda la estructura de diagnóstico y tratamiento de la oftalmología moderna. Esta cirugía no está limitada a adultos jóvenes ya que el resultado de visual de la cirugía puede ser excelente inclusive a edades muy avanzadas si el resto del aparato ocular está sano. Aun con todas estas aclaraciones, es frecuente que el paciente se sorprenda del resultado visual.


iTRACE

Hasta ahora se evaluaba -y por tanto se corregía- exclusivamente en forma cuantitativa (aberrometria o frente de onda): dónde está el foco, dónde ocurre la formación de la imagen y dónde debería ocurrir, luego qué es lo que hay que corregir. iTrace es un nuevo equipo con una tecnología novedosa que permite evaluar no solo cuantitativamente el funcionamiento del aparato ocular, sino tambien obtener algo que hasta hoy era imposible: una comprensión cualitativa de la calidad con que la imagen se forma en el ojo y cómo afectan esta calidad las características y deficiencias de cada estructura del aparato visual por separado.

Así, el tratamiento posterior está dirigido a mejorar no sólo dónde se forma la imagen, sino también cómo y con qué calidad, a conciencia de cómo va a ser la experiencia visual más probable del paciente luego del tratamiento o la cirugía. Muchas cirugías se han modificado e incluso prevenido gracias a esta asombrosa pieza de equipo, y los cirujanos tienen en ella una herramienta capaz de redefinir el estanar de calidad de la cirugía al aportar datos hasta ahora imposibles de medir sobre la condición del paciente en el pre y post operatorio.


IOL Master/ Lenstar 900

La precisión en la elección de una lente intraocular tiene una enorme importancia. IOL MASTER y LENSTAR 900 son sistemas ópticos de medición de la graduación necesaria de la lente intraocular a implantar en una cirugía de catarata, facorrefractiva o lensectomía preventiva. Están desarrollados por Carl Zeiss de Alemania y Haag Streit de Suiza, y se han convertido en muy poco tiempo en el método líder de alta precisión para la correcta evaluación de la lente más adecuada para cada ojo en particular. Cuenta con los derechos de fórmulas  de cálculo de medición más precisas del mercado, por lo cual recomienda la lente con marca y modelo específico y con la graduación exacta.


ALCON CENTURION

En una cirugía de catarata, la pieza fundamental es el facoemulsificador. Se trata de una sofisticada pieza de equipo que integra un sistema de mecánica de fluidos, un generador de ultrasonido y una computadora. Gracias al facoemulsificador, es posible extraer la catarata a través de una incisión muy pequeña, ya que este equipo es quien la desintegra y la aspira, al tiempo que infunde solución fisiológica para conservar la tonicidad de las estructuras oculares.

Cuanto más avanzado sea el facoemulsificador, menor será el tiempo de cirugía, menor la cantidad de ultrasonido utilizado, menor el riesgo de complicaciones y mayor el grado de dureza de la catarata que se puede emulsificar. Las nuevas herramientas de diagnóstico y las extraordinarias nuevas lentes tóricas y multifocales requieren de una cirugía con un muy bajo grado de trauma, de modo que se pueda implantar este tipo de lentes y que queden perfectamente centradas y estables.
El Alcon Centurion 2015 representa un hito en la relación trauma-beneficios que no parece que vaya a ser superado en el corto plazo. Incorpora cuatro capacidades que lo distancian francamente de cualquier otro equipo:

1 - Una revolucionaria tecnología de ultrasonido que permite disminuir la cantidad de energía neta liberada durante la cirugía hasta en un 70% y es capaz de emulsificar cataratas duras sin problemas. Cirugías que se consideraban complicadas, con este equipo son intervenciones normales.

2 - La cirugía se realiza en medio de un circuito de infusión-aspiración permanente: para poder aspirar material de dentro del ojo, hay que estar ingresando igual volumen todo el tiempo, caso contrario las estructuras oculares colapsarían. Alcon Centurion presenta un nuevo sistema inteligente de control de flujo asegura una presión intraocular constante durante toda la cirugía..

3 - Un nuevo sistema de inserción automatizada de lentes intraoculares, AutoSert® IOL Injector. que disminuye considerablemente el riesgo de complicaciones durante la maniobra de inyección de lentes plegadas.

3 - En línea con la revolución conceptual que representan los entornos colaborativos de trabajo, este facoemulsificador forma parte de un sistema de integración aplicada entre todos los recursos tecnológicos desde el preoperatorio hasta el fin de la cirugía, compartiendo información con sistemas de medición, guía, verificación de datos e historias clínicas e inyección de lentes: se integra por completo a un flujo de tareas donde la información está disponible para el equipo quirúrgico en todo momento.


Zeiss Lumera

Microscopio LUMERA de Carl Zeiss. Esta cirugía se realiza observando a través de un microscopio quirúrgico oftalmológico. Esto hace que el microscopio en sí sea una de las piezas de equipamiento más importantes del quirófano. Dicho simplemente, se opera tan bien como se ve. La aparición reciente de este nuevo microscopio cambió definitivamente lo que es la luz coaxial para ver bien durante los pasos cruciales de la cirugía de catarata, porque permite mantener el reflejo del fondo de ojo visible durante todas las maniobras. Esta capacidad marcó un antes y un después para medir la calidad visual de los microscopios y es absolutamente esencial para poder realizar una cirugía facorrefractiva.

 

 


Allegretto

La cirugía de miopía, astigmatismo e hipermetropía por tallado láser de la córnea (LASIK) se realiza íntegramente por computadora. Esta computadora que controla el láser, tiene que registrar la posición del ojo con total precisión para realizar un tallado perfecto, hablando de ablaciones que tienen apenas unos micrones de espesor. El dispositivo de seguimiento de la posición relativa entre el ojo y el láser es entonces crucial para asegurar la precisión del tallado. Allegretto Wavelight EX500 es el Excimer Láser más avanzado del mundo, con una precisión de 1/500 de segundo entre mediciones de posición del ojo, con múltiples puntos de seguimiento y la capacidad de adaptarse a una velocidad increíble y abstenerse de tallar ante la eventualidad de que el disparo no sea absolutamente perfecto.

Preguntas Frecuentes

Aquí encontrará respuesta a las preguntas más frecuentes sobre oftalmología, cirugías de catarata y LASIK y cuidado de la visión. Si su respuesta no está aquí, puede preguntar directamente al Dr. Caride en la pestaña Contacto.


El Instituto

El Instituto de Estudios Oftalmológicos es mucho más que un centro de atención de primer nivel; es una organización que incluye la docencia, la promoción de la interconsulta y la investigación de la mano de grandes instituciones internacionales.

El Manual

El Manual de Facoemulsificación es el primer libro del Dr. Fernando Caride. Se trata de una obra extensiva, única en su tipo, que explica todas las etapas de la cirugía de la catarata y facorrefractiva. Publicado en 2013 por Editorial Journal

El Dr. Fernando Caride

El Doctor Fernando Caride es un reconocido cirujano oftalmológico especializado en cirugía de cataratas, cirugía refractiva y cirugía de vítreo retina. Egresado de la Universidad de Buenos Aires en 1976 con "Diploma de honor"