FLACS

El camino de la perfección 

Femto Laser Assisted
Cataract Surgery

El último gran avance en cirugía facorrefractiva es la llegada de los láseres de femtosegundo (sin bisturí). En una cirugía manual, el cirujano utiliza un bisturí para realizar las incisiones que le permitirán extraer la catarata. El LDV-Z8 crea estas incisiones usando un haz láser increíblemente rápido que genera cientos de miles de microburbujas adentro del ojo sin abrirlo, llegando hasta apenas unos micrones de la superficie.

Es el último avance en esta cirugía, que logra la total independencia del bisturí: el láser hace todas las incisiones facilitando enormemente la cirugía y además fragmenta el cristalino, disminuyendo la inflamación y aumentando aún más la precisión quirúrgica.

La primera y más evidente ventaja del láser es que las incisiones son perfectas. Se programan en una computadora que analiza el ojo, se disponen las incisiones y luego el láser las realiza aumentando la precisión y la eficiencia. Esto permite, por ejemplo, que cirujanos que no tienen la habilidad manual de realizar incisiones y cortes perfectos puedan acceder a cirugías facorrefractivas, que requieren una precisión manual superlativa.

Desde el punto de vista del paciente, es la garantía de incisiones y fragmentación del cristalino con una altísima precisión y mínimo trauma.

La segunda y más importante de las ventajas del láser de femtosegundo es que, al cortar el cristalino sin trabajo mecánico, sólo con luz, las cataratas especialmente duras, que requieren un trabajo mecánico superior y una cantidad de ultrasonido importante, se convierten en cirugías mucho menos traumáticas. 

Esto quiere decir que, no mediando una catarata especialmente trabajosa, si se está en manos de un cirujano experto no hay una diferencia de calidad de resultado entre una cirugía con incisiones manuales y una cirugía asistida por láser. Pero, en los casos donde existe trauma previo, cataratas duras o de difícil disposición, incluso un cirujano con una técnica perfecta va a elegir utilizar asistencia láser.

De todos los equipos de FLACS disponibles en el mercado, el LDV-Z8 tiene una ventaja inmensa: es movible. Esto permite que la parte de la cirugía asistida por láser y la parte manual se pueden realizar sin mover al paciente, lo cual es, en nuestra opinión, de la mayor de las importancias, y es por eso que hemos elegido el Z8 como asistente láser en nuestro quirófano.

La capacidad de poder utilizar asistencia láser si es necesaria nos asegura mantener nuestro objetivo primordial: excelente resultado con mínimo trauma quirúrgico. 


Instituto de Estudios Oftalmológicos

Av. Santa Fe 1179 piso 10 Buenos Aires, Argentina (5411) 4811-6779 / 4811-3347

En Zona Norte 

Leandro N. Alem 474 - 3° A San Isidro, Argentina (5411) 4733-9190 / 4742-9982

Links 

Sociedad Argentina de Oftalmología
Campus Oftalmológico
Manual de Faco
Editorial Journal
Doctoralia